Rinocerontes extintos y cacerías reales

08/05/2013 in Night science

Desde hace unos días seguro que muchos de vosotros habéis visto mensajes por Facebook, Twitter y demás que hacen referencia a la extinción del rinoceronte negro. De hecho, mucha gente ha descubierto su existencia al hacerse eco de la triste noticia y no ha dejado pasar el momento para plasmar su rabia e impotencia ante este hecho tan fatídico. Tal es la repercusión que se hicieron las redes sociales que algunos medios de comunicación no tardaron en hacer noticia.

Un ejemplo de las imágenes que han circulado por la red en los últimos días.

Pero tras contrastar la información difundida la noticia es más triste de lo que realmente parece: si consultamos la lista roja de La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN Red List) el rinoceronte negro se sitúa en la categoría Critically Endangered (CR), que es la máxima categoría de riesgo por debajo de la propia extinción. Sin embargo, de entre las cuatro subespecies reconocidas por la IUCN hay una, Diceros bicornis longipes, se declaró oficialmente extinta en 2011. Es decir, durante dos años dicha extinción ha pasado completamente desapercibida, tanto entre la gente que comentaba cabreada el acontecimiento como en los medios de comunicación que recogieron su testigo.

Pero para rizar el rizo aún más, a rebufo de los rumores sobre la supuesta extinción del rinoceronte negro ha aparecido esta foto en las redes sociales:

¿Reconocéis al segundo por la izquierda y su firma? Efectivamente, es Mr. Campechano.

Si bien la foto no sorprende dadas las aficiones manifestadas por Juan Carlos de Borbón en los últimos tiempos (aunque ésta y muchas otras veces no haya salido a pedir perdón), lo cierto es que el ejemplar de rinoceronte asesinado no es un Diceros bicornis (rinoceronte negro) como se afirma, sino un Ceratotherium simum, esto es, un rinoceronte blanco. Éste es reconocible por su cuerpo compacto, abultamiento tras la nuca, cráneo grande y alargado, pero sobre todo por la forma de la boca, con labios anchos y rectos que le permiten alimentarse de pastos y matojos, supliendo la falta de incisivos. El negro, en cambio, es más pequeño, de cráneo más reducido y con la boca acabada en punta, alimentándose de arbustos y hojas bajas de árboles. Esto permite la coexistencia de ambas especies en un mismo hábitat sin competir por los mismos recursos.

El caso es que tanto los rinocerontes blancos como los negros son codiciados por los cazadores furtivos y, si bien las poblaciones de Ceratotherium simum se han recuperado en los últimos años superando los 20.000 ejemplares en 2011 y tiene la categoría de casi amenazado (Near Threatened), la subespecie norteña –recientes investigaciones la consideran otra especie–, Ceratotherium simum cottoni, tiene la categoría de CR.

Es más, de las nueve subespecies de rinocerótidos que había en los albores del siglo XXI siete están amenazadas, de las cuales cinco se consideran en peligro crítico de extinción, y una ya está extinta. Es triste saber que esta última que tanta repercusión ha tenido en los últimos días desapareciese de forma tan desapercibida, pero más penoso es saber que es cuestión de años o décadas a otras cinco les llegue el mismo destino. Tal vez si los países invirtiesen los recursos necesarios para su conservación en lugar de enviar a sus máximos representantes a cazarlos tendrían una oportunidad.

Madre e hijo de rinoceronte de Sumatra (Dicerorhinus sumatrensis). La cría es la cuarta en nacer en cautividad en más de un siglo de registro. Se cree que quedan menos de 250 individuos en la naturaleza. Si la caza furtiva persiste puede que en menos de una década se hayan extinguido todas las poblaciones salvajes. Este pequeño puede que llegar a ser el último representante de un género que se remonta a más de 25 millones de años de edad y que está estrechamente emparentado con los rinocerontes que nuestros antepasados dibujaban en las paredes de las cuevas.

1 response to Rinocerontes extintos y cacerías reales

  1. Álex said on 10/05/2013

    Es muy interesante lo que explicas! Gracias por la info! :D

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>